Saltar al contenido

A buenas horas mangas verdes

Cuando se espera algo o a alguien y llega tarde, presentándose cuando ya no sirve para nada, decimos: «¡A buenas horas mangas verdes!» .

Pero ¿cuál es el origen de esta expresión?

Los cuadrilleros de la Santa Hermandad, eran una unidad policial, la poderosa policía de los Reyes Católicos. Se encargaban de detener y encarcelar a los malhechores y estaban autorizados a perseguir a los delincuentes hasta cinco leguas de su villa donde les relevaban otros cuadrilleros avisados por un toque de campana, pero habitualmente llegaban tarde, cuando los ladrones ya se habían dado a la fuga.

«Mangas verdes»

El «uniforme» identificativo que vestían era un chaleco de piel hasta la cintura sobre una camisa verde, se puede decir que son el antecedente de la Guardia Civil en época de los Reyes Católicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.