A mí plin

Significado de la expresión

Cuando decimos la expresión «a mí plin», queremos expresar que algo nos importa un bledo, o que nos importa un comino, es decir, que nos es indiferente, nos da igual, no nos importa ni nos afecta…

Según el diccionario de la RAE, plin (se puede expresar también «plim»), es una expresión coloquial usada para indicar que a algo no se le da ninguna importancia. 

Por ejemplo: «Escuches lo que escuches, te digan lo que te digan… a tí plin, tú haz lo que debes hacer y punto.»

Origen de la expresión

A pesar de que muchos nos acordaremos del eslogan del anuncio de colchones «a mi plin, yo duermo en Pikolin», el origen viene de mucho más atrás.

Los inicios de esta expresión datan de la época de la Revolución Gloriosa (1868) cuando se produjo una sublevación militar en España que supuso el destronamiento y exilio de la reina Isabel II.

Uno de los grandes protagonistas de aquella revolución fue Juan Prim, general del ejército y político de ideas liberales, antiborbónico y líder progresista. (Entre otras muchas ideas, fue partidario de la independencia de Cuba si lo decidía el pueblo cubano a través de referéndum). Finalmente sufrió un atentado junto a la calle Alcalá de Madrid, aunque esa no fue la causa de su muerte.

 

Tras la revolución de 1868, la gente cuando expresaba sus posicionamientos políticos a favor de los progresistas y congeniando con las ideas del general Prim, decía «a mí Prim», para aclarar que no le interesaban las argumentaciones de monárquicos o conservadores.

Con el tiempo se empezó a utilizar la expresión en los sainetes de los teatros y acabó derivando hasta nuestros días en la que conocemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *