Saltar al contenido

Arrimar el ascua a tu sardina

«Arrimar uno el ascua a su sardina»: Esta expresión describe el beneficio personal que sugiere esta acción, aprovechar la ocasión o coyuntura que se le ofrece a uno para lo que le importa o le interesa.
El origen de la frase es aproximadamente de finales del siglo XIX o principios del XX, cuando repartían sardinas a los trabajadores de los cortijos que asaban en la lumbre de los caseríos, y como cada uno cogía ascuas para arrimarlas a su sardina, se apagaba la candela por lo que acabaron prohibiendo comer este pescado.

Las ascuas, según el diccionario de la RAE, son pedazos de materia sólida y combustible que por la acción del fuego se pone incandescente pero sin llama. 

Para conocer más sobre el origen de los dichos populares, consultar el libro de José María Iribarren: El porqué de los dichos. Sentido, origen y anécdota de los dichos, modismos y frases proverbiales de España con otras muchas curiosidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.