Del copón

Significado de la expresión

Normalmente utilizamos esta expresión malsonante cuando queremos intensificar o exagerar algo añadiendo «del copón»; «Hace un frío del copón», «tengo un hambre del copón», «eso es una noticia del copón», etc.
Para intensificar aún más, podemos añadir la palabra«bendito»: «Me he dado/pegado un golpe del copón bendito».

Si decimos «del copón» queremos decir que es mucho, grande, enorme, exagerado, etc. Pero si decimos «el copón» queremos decir que es el colmo.

Si jugamos a algún juego de cartas con la baraja española, al as de copas también le llamamos copón (ya que es la copa más grande de la baraja) pero no viene de ahí el origen de esta expresión.

Otras expresiones malsonantes similares son «de la hostia» o «de la leche», «de pelotas», «de cojones», «de narices», etc.
 «Hace un calor de pelotas», «tengo una prisa de la hostia», «ese reloj es caro de cojones» etc. 

Podemos utilizar algunas de estas expresiones para exagerar lo malo pero también para exagerar lo bueno, como sinónimo malsonante de algo fuera de serie o inmejorable
«Ese amigo del que te hablé es la hostia», «he hecho un examen del copón», «me he comprado un ordenador de la leche».

Origen de la expresión

Si buscamos copón en el diccionario de la RAE, veremos que solo hay un significado y es religioso, se trata del vaso sagrado en forma de copa grande, que contiene las hostias consagradas, en el culto católico.

Esta copa grande con la que se celebra la Eucaristía en el culto católico es el origen de esta expresión, hace no muchos años nos hubiesen acusado de blasfemos al oírnos decir: «me he dado una hostia del copón bendito».

Aunque, en mi opinión, también podría tomarse como un elogio para la Iglesia Católica, ya que tanto el copón como la hostia son considerados sublimes en estas expresiones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *