Saltar al contenido

Quedarse en agua de borrajas

Significado de la expresión

Decimos que algo se queda en agua de borrajas cuando no ha salido algo como uno esperaba y termina por disiparse en el tiempo.

Cuando parece que algo está casi logrado, que va a salir bien, pones todas tus esperanzas, y al final no llegas a conseguirlo, o se queda parado o el resultado es decepcionante. Algo que para ti tiene mucha trascendencia pero acaba finalizando sin importancia alguna. Entonces alguien te pregunta por ese asunto y le contestas decepcionad@: «se ha quedado todo en agua de borrajas»

El diccionario de la RAE lo define como «cosa de poca importancia, especialmente cuando en un principio parecía tenerla».

Por ejemplo, antes de las elecciones, en plena campaña electoral, todos los partidos nos hinchan a promesas de las cuales, la mayoría, se quedan en agua de borrajas.

Qué son las borrajas

La borraja es una planta de la especie Borago officinalis, originaria de Líbano, Siria y Egipto, pero que también podemos encontrar en España en la región de Aragón, Navarra, La Rioja y Valle del Ebro.

En España la borraja se utiliza en gastronomía para hacer sopas y caldos, ensaladas, revueltos con huevo… Y también ha tenido un uso medicinal desde la antigüedad, que se ha empleado haciendo infusiones de sus hojas como diurético, de sus flores como sudorífico, se ha usado como antiestrés, el aceite de las semillas como emoliente de la piel, fortificante del cabello y contra la inflamación de próstata.
Se creía buena para la tensión arterial alta, el exceso de colesterol y la regulación de estrógenos.

Los avances en medicina han demostrado que las infusiones hechas con esta planta pierden toda su efectividad ya que no pasan las propiedades de la planta al líquido elemento. Por lo tanto tomar el agua resultante después de haber cocido la planta en esta, no tiene realmente ningún beneficio para la salud, ni sabe a nada.

Como curiosidad, hay que tener en cuenta que originalmente el dicho era «quedarse en agua de cerrajas». Las cerrajas son unas plantas que también contienen propiedades medicinales (como estimulante del apetito, o para trastornos hepáticos, entre otras), pero al igual que la borraja, su infusión no vale absolutamente para nada ya que carece de valor medicinal y nutritivo.

El dicho fue cambiando de generación en generación porque la borraja era más conocida popularmente que la cerraja.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.