Saltar al contenido

Rita la cantaora

Eso lo va a hacer Rita la cantaora

En España recurrimos mucho a esta expresión cuando no queremos hacer algo y además, dependiendo de las circunstancias, decimos frases como: «que trabaje Rita», «ahí va a ir Rita», «eso que lo haga Rita».

Se puede obviar la coletilla de «la cantaora» porque son frases hechas que todos conocemos y que expresan que no se quiere ir a un lugar, o no se quiere desempeñar un trabajo…

Pero, ¿quién era Rita la cantaora?¿realmente existió esta mujer?¿a qué se dedicó? ¿por qué era tan famosa?

Quién fue Rita la cantaora

Rita Giménez García nació en Jerez de la Frontera (Cádiz, Andalucía) en 1859 y dedicó su vida a cantar flamenco. 

La gente la conocía como Rita la cantaora y se hizo famosa en cafés cantantes y teatros de Madrid. (En el Café Romero de la calle Alcalá, entre otros).
Era una mujer muy dispuesta y siempre que el público le pedía algún detalle o alguna copla, o eso tan famoso de: «otra!,otra!,otra!…», ella se arrancaba con un baile o con un cante.

SUS INICIOS:

Desde muy joven, sus compañer@s de profesión comenzaron a utilizar esa expresión cuando el dueño de algún tablao u organizador les pedía cantar o bailar más tiempo por el mismo salario… «eso que lo haga Rita la cantaora», contestaban, ya que no estaban dispuest@s a trabajar gratis.

A pesar de ser reconocida en toda España en los años veinte, no dudaba en actuar donde se lo pidiesen, a pesar de ganar tres duros al día (15 pesetas, 9 céntimos de euro).

VIDA PERSONAL:

Se fue a vivir al humilde barrio de Carabanchel Alto (Madrid), donde conoció a un hombre viudo que cuidaba de una hija y cuatro nietos, y cuando este murió, Rita se hizo cargo de todos y dedicó el resto de su vida a ayudarles en casa.

Al iniciar la Guerra civil española en 1936, Rita fue evacuada por el gobierno de la República en calidad de refugiada junto al resto de vecinos de Carabanchel, a un lugar más seguro, un pueblo de Castellón (Comunidad Valenciana) donde falleció un año después, en 1937.

En una entrevista que le hicieron al final de su carrera, reconoció haber vivido como una reina pero al final de su vida era más pobre que las ratas.

En resumen, Rita fue una mujer que vivió con una auténtica pasión por su trabajo, con mucha fama y reconocimiento a nivel nacional, sin importarle el dinero, y acabó dedicando su vida a ayudar a los que consideraba su familia viviendo casi en la miseria.

Te recomiendo leer el post de la expresión «aquí no viene ni el Tato».

1 comentario en «Rita la cantaora»

  1. Pingback: Al pie del cañón, origen y significado de la expresión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.