Saltar al contenido

A la tercera va la vencida

Significado de la expresión

Cuando hacemos algún esfuerzo y no nos sale a la primera, y lo intentamos una segunda y tampoco lo conseguimos, decimos «a la tercera va la vencida» , deseando que esta vez nos salga bien, pero ¿de dónde viene la expresión?

 

Origen de la expresión

Al parecer esta frase viene del latín ad triarios ventum est, que en castellano quiere decir algo así como «la victoria se alcanzará cuando lleguen los triarios». Y es que en la milicia romana había unos soldados llamados pilati o velites, armados a la ligera, y eran los del ínfimo pueblo y los novatos o principiantes, que iban en la fila primera; en la segunda fila iban los que llamaban piqueros, bastati, y excedían en valor y mérito a los primeros, y en la tercera fila iban los que llamaban triarios, y eran más valerosos, veteranos, y que sostenían a las dos filas precedentes, y de aquí viene el proverbio de cuando se echaba el tercer y último esfuerzo.

 

Otros ejemplos

De todos modos hay muchos dichos y alusiones al número 3: no ver tres en un burro, tres cuartos de lo mismo, pasarse tres pueblos, a la de tres… Y es que desde siglos atrás se menciona en diferentes áreas como la jurídica o la religiosa el número 3:

En los siglos XVI y XVII se recogía en derecho penal la figura del ter furtum o tercer hurto que condenaba a morir ahorcada a un ladrón que reincidía tres veces.


En los juegos deportivos y combates de la Grecia clásica los cotendientes tenían que tumbar al adversario tres veces para vencer. Actualmente la tercera amonestación suele ser motivo de expulsión, y no solo en el ámbito deportivo. La esgrima también precisa de tres toques para vencer. En otros juegos sueles tener tres oportunidades para acertar.


En la religión católica existe la trinidad, en el Nuevo Testamento San Pedro niega tres veces a Jesús. Cristo resucitó al tercer día, tras ser crucificado clavado por tres clavos a las tres de la tarde. Tres son las virtudes teologales, tres los Reyes Magos…

 

Padre, hijo y Espíritu Santo

A la de tres o a la tercera es algo muy normal que va ligado a nuestra cultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.