Saltar al contenido

Hacerse el sueco

Significado de la expresión

La expresión coloquial hacerse el sueco significa desentenderse de algo, hacerse el distraído. Según el diccionario de la RAE, es una locución adverbial coloquial que significa fingir que no se oye, no se entiende o no se sabe algo que no interesa.

También decimos hacerse el tonto, hacerse el loco, hacerse el longuis, no dar bola, pasar de largo, hacer oídos sordos o hacerse el sordo. Se utiliza para referirse a alguien que evita responder a una pregunta o participar en una conversación incómoda, fingiendo no haber escuchado o no haber entendido lo que se le ha dicho.

Ejemplos:

Me crucé por la calle con Víctor pero me hice el sueco, no podía pararme a hablar con él porque tenía mucha prisa.
Le han preguntado por sus resultados y se ha hecho la sueca, no le apetece dar explicaciones a nadie.

Origen

hacerse el sueco

Para no variar, existen diferentes teorías sobre el origen de esta expresión. Algunos autores señalan su procedencia en los marineros suecos que atracaban en los puertos españoles que aprovechaban su desconocimiento del idioma cuando les reprochaban o reclamaban algo. Quizás por ese lado tenga relación con la expresión hacer oídos de mercader.

Sin embargo, otros lingüistas (como José María Iribarren) afirman que la raíz venía del latín “soccus”, que eran los zuecos que calzaban los cómicos en los antiguos teatros romanos. De esta palabra derivan zocato (zurdo) y zoquete (persona tarda en comprender/pedazo de madera corto y grueso).

De ahí se justificaría que zoquete (corto de entendederas) viniera de zueco, zueco de soccus, y este guarde relación con la palabra sueco por su parecido fonético. Pero resulta un tanto retorcido, y si vamos al diccionario de la RAE, nos dice que zoquete tiene su etimología del celta “tsucca”, no del latín, por lo que no existe una base consistente.

En definitiva, ya conoces el significado de la expresión pero sobre su origen tendrás que preguntarle a alguien de Suecia si allí es tan común fingir que no se entiende de algo cuando quieren desentenderse.

1 comentario en «Hacerse el sueco»

  1. Pingback: Escurrir el bulto - Horchata y palomitas

Los comentarios están cerrados.