Ponerse el mundo por montera

Significado de la expresión

Cuando decimos que alguien se pone el mundo por montera queremos decir que esa persona ha tomado decisiones sin tener en cuenta las convenciones sociales y sin valorar los resultados negativos que pueda llegar a generar a quienes implica.

Por lo tanto, es una manera de actuar impulsiva e intrépida que decide alguien cuando se enfrenta a un desafío y se aventura sin reflexionar sobre las posibles trabas.

Por ejemplo

– A pesar de haber firmado una hipoteca hace menos de dos años, Carla se ha puesto el mundo por montera y ha decidido dejar su trabajo para montarse algo por su cuenta, con la que está cayendo.

En inglés sería algo así como «to throw caution to the wind», que se traduce como «tirar la prudencia por la ventana».

Origen de la expresión "ponerse el mundo por montera"

La montera, según el diccionario de la RAE,  en una de sus acepciones nos dice que se trata de la gorra de astracán que lleva el torero en armonía con el traje de luces.

Normalmente, por tradición, durante los dos primeros tercios de la corrida de toros, el matador de toros lleva puesta la montera, y antes de coger la muleta (tela roja para torear) y empezar a torear, este lanza la montera a alguien del público para brindar el toro, si la lanza al ruedo se lo brinda al público en general. 

Dentro del toreo hay mucha superstición, y si la montera cae boca arriba, pareciendo esta un ataúd, simboliza que puede tener mala suerte y morir, por lo que rápidamente le dan la vuelta para que siempre esté boca abajo.

Para concluir, el origen de la expresión «ponerse el mundo por montera», procede del hecho de que cuando el torero se pone la montera olvida todo lo demás para centrarse exclusivamente en el toro mientras pone en riesgo su vida a pesar de los disgustos que se pueda llevar su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *