Saltar al contenido

Quedarse de rodríguez

Significado de la expresión

Hoy en día quedarse de rodríguez o estar de rodríguez son expresiones que utilizamos cuando nos quedamos sin compañía en casa, tanto si vivimos con nuestros progenitores, herman@s, como si vivimos en pareja, con hij@s… el caso es que se dice cuando nos quedamos en casa en soledad durante un fin de semana o durante un periodo vacacional.

Durante ese tiempo somos responsables y dueñ@s de todo, de nuestros cuidados (la compra, la comida, limpiar toda la casa, lavadoras, vajilla, horarios para comer o cenar…), de la televisión, de la música, de la hora para levantarse y acostarse… y de nuestros horarios de salida y entrada sin dar explicaciones.

Hasta hace unos años esta expresión se utilizaba solo en el caso de los hombres casados que se quedaban solos en su casa durante un periodo vacacional, pero como todo evoluciona con el tiempo pasó a extenderse a todas las personas que se quedan solas en su casa, ya sean hombres, mujeres, jóvenes…

Origen de la expresión

El origen de esta expresión surge a mediados de los 60 con algunos clásicos del cine español.

Es común en España que durante los meses de verano la gente se vaya a la playa de vacaciones, pero no siempre se puede coincidir y a veces alguien se tiene que quedar trabajando mientras su familia se va de vacaciones.

El apellido Rodríguez es uno de los más abundantes en España, y en más de una película española se utiliza como recurso, pero en la expresión se escribe en minúscula.

En la comedia de Pedro Lazaga, «el cálido verano del Sr. Rodríguez», vemos a un José Luis López Vázquez haciendo de Pepe Rodríguez, un oficinista que se dispone a pasar el verano alejado de su mujer e hijos, que se van de veraneo. Pepe tiene varias aventuras, incluso extramatrimoniales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.