Saltar al contenido

El más tonto hace relojes

Significado de la expresión

El más tonto hace relojes

La expresión el más tonto hace relojes, se utiliza de diferentes maneras: una de ellas, hace alusión a la picaresca de alguien muy inteligente que se hace el tonto o el despistado por conveniencia (cuidado que aquí nadie tiene un pelo de tonto, el más tonto hace relojes). En este caso el significado es de una persona astuta y aprovechada.

Otro modismo que se dice mucho es hasta el más tonto hace relojes de madera, que expresa de manera coloquial que hasta las personas menos preparadas pueden ser capaces de realizar grandes logros si se esfuerzan. Es una expresión que se utiliza desde el respeto y la admiración.

Otra manera de utilizar esta expresión es cuando una persona se las da de lista sin tener ni idea, es decir, se deja llevar por su arrogancia y prepotencia en cualquier campo o ámbito. Presume que sabe de algo y en el fondo es una ignorante. Por eso decimos el más tonto hace relojes, porque es algo muy difícil y técnico pero este tipo de personas le restan importancia.

Origen de la expresión

El más tonto hace relojes

Puesto que manipular el mecanismo de un reloj supone mucha precisión, conocimiento, paciencia… la profesión de relojero siempre se ha relacionado con personas muy inteligentes.

Hay algún periodista que utilizó hace tiempo en algún medio de comunicación español la expresión «aquí el más tonto hace relojes de madera, ¡y encima andan!». Así se refería a esas personas que sin tener conocimientos y aptitudes para hacer una tarea determinada, tienen la suerte de que a pesar de no tener ni idea, son afortunadas y no les va del todo mal, de tal manera que nadie se percata de que en realidad son personas ineptas.

La expresión el más tonto hace botijos también se utiliza con el mismo sentido, pero no es la original. La expresión original es más simple que el mecanismo de un botijo.