Saltar al contenido

El tonto del bote

Puede que algunos tengamos en mente la película de La tonta del bote (protagonizada por Lina Morgan, filmada en España en 1970) donde la protagonista, Susana, una sirvienta torpe, ingenua y de buen corazón, conocida como la tonta del bote, guarda las colillas para un ciego que toca el violín. Es una versión cinematográfica de la obra de teatro de 1925 de Pilar Millán Astray.

Carátula de la película

 

Origen y significado de la expresión

La expresión tiene su origen por otras circunstancias. Hace medio siglo que se utiliza esta expresión para hacer referencia a una persona con pocas luces que es objeto de bromas pesadas, y tiene su comienzo un siglo atrás. 

Todo empezó con un mendigo que tenía una peculiar manera de pedir limosna: sentado en una silla medio rota, frente al convento de los Capuchinos de San Antonio del Prado en la calle del Prado de Madrid, (derruido en 1890), el mendigo pedía la voluntad portando un bote que agitaba continuamente y emitiendo un sonido gutural un tanto extraño para llamar la atención de los transeúntes.

En una corrida de toros, uno de los astados saltó la barrera y enfiló la calle Alcalá entrando en la Carrera San Jerónimo y después en una calle transversal hasta topar de frente con el mendigo que quedó inmóvil y con total desconocimiento del peligro. Todo el mundo pensaba que le iba a cornear pero con una suerte formidable, el toro simplemente le olfateó, bufó, y continuó su camino. Al día siguiente fue publicada la noticia en todos los periódicos de la capital y la gente empezó a felicitarle, pero pronto se acabó convirtiendo en objeto de burla por la simpleza que mostró aquel tonto del bote ante el toro.

1 comentario en «El tonto del bote»

  1. Pingback: Más tonto que Abundio origen y significado de la expresión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.