Saltar al contenido

Más tonto que Abundio

Significado de la expresión y expresiones similares

Esta expresión se dice de una persona para describir su estrechez de miras, su poco entendimiento o inteligencia.

Se le puede decir coloquialmente a alguien en confianza cuando se refiere más bien a su ingenuidad o porque carece de malicia, «te pasas de bueno y al final eres más tonto que Abundio» . Pero normalmente se usa más en tercera persona, «tengo una vecina que es más tonta que Abundio». 

Se dice que Abundio vendió sus zapatos para comprarse los cordones , que fue a venidmiar y se llevó las uvas de postre , que vendió el coche para comprar gasolina , que vendió la vaca para comprar la leche , que en una carrera en la que corría solo , llegó el segundo .

Otras expresiones similares

Eres más tont @ que Pichote.
De buen @ eres tont @.
Eres más tont @ que el asa de un cubo.
Eres más tont @ que hecho de encargo.
Eres más burr @ que un arao.
No eres más tont @ porque no te entrenas.
¿Se puede ser más tonto?
Cuando un tonto coge un boli / lápiz / camino …, el boli / lápiz / camino … se acaba pero el tonto sigue.
Más tont @ y no naces.
Tonto del culo (o tonto´l culo).
Tonto del bote.
Tonto de baba.
Tonto del pueblo (tonto´l pueblo).
Tonto de capirote.
Tonto del higo (tonto´l higo).
Tonto a las 3.
Este señor es un marmolillo.

Origen de la expresión

Abundio es uno de esos nombres propios de España que se utilizaron más en un pasado (todavía hoy hay unos pocos), pero yo actualmente no conozco a ninguno, y pobre del que se llame así…

Abundio viene de abundante:
copioso, en gran cantidad.

No hay un conocimiento concreto sobre el origen de quién fue ese tal Abundio, pero hay varias leyendas:

Dos de ellas se desarrollan en Córdoba.

Una es la historia de San Abundio, martirizado en el siglo IX.
Abundio era un sacerdote nacido en Hornachuelos, donde años más tarde ejerció de párroco y fue trasladado a Córdoba en plena dominación árabe. Abundio confesó su fe ante el Cadí (gobernante juez de los territorios musulmanes), fue detenido hasta en once ocasiones por injurias al Corán y tras pedirle que se arrepintiese de sus malas palabras hacia Mahoma y no retractarse, finalmente fue condenado a muerte y le degollaron en las orillas del río Guadalquivir el 11 de julio del año 854.  
En Hornachuelos se celebra la fiesta de San Abundio desde 1748.

La otra leyenda de Córdoba cuenta la historia de un tal Abundio, un campesino del siglo XVIII que se hizo famoso por haber intentado regar los campos de un cortijo con su propia orina.

Y una leyenda procedente de Navarra cuenta la historia del capitán de fragata Abundio Martínez de Soria que, en 1898 en plena revolución Filipina, se encontró de frente con la Armada estadounidense y decidió enfrentarse solo con su embarcación, que terminó por hundirse tras el ataque.

Si quieres escuchar la canción PRINGAO pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.