Saltar al contenido

Estar entre Pinto y Valdemoro

Significado de la expresión

Entre Pinto y Valdemoro

Cuando decimos que estamos entre Pinto y Valdemoro mostramos cierta indecisión entre dos cosas. Es una expresión que utilizamos en muchas situaciones de la vida cotidiana.

Si tenemos cierta incertidumbre a la hora de tomar una decisión y la duda está entre dos opciones, decimos que estamos entre Pinto y Valdemoro. 

A pesar de que siempre se dice que entre Pinto y Valdemoro lo que hay es una y, después conoceremos de dónde viene esta expresión.

Ejemplos:

No sé si ir al cine a ver esta película o esta otra, estoy entre Pinto y Valdemoro.
Estoy entre Pinto y Valdemoro, me apetece ir al cumpleaños pero también me apetece quedarme en casa.
Le han ofrecido dos ofertas de trabajo muy buenas y está entre Pinto y Valdemoro.

No me sabe del todo dulce ni del todo salado, está entre Pinto y Valdemoro.

Origen de la expresión

Entre Pinto y Valdemoro

En lo que se refiere a la palabra estar, es un verbo que utilizamos en esta expresión para hablar del estado de algo en un momento determinado (estoy pensativo, estás enfadado, está enfermo, estoy hambriento…).

La preposición entre la utilizamos para decir que algo está en el medio de dos o más cosas (está entre su hermano mayor y el menor, está entre frío y caliente, estoy entre molesto y contento…).

Pinto es una localidad y municipio dentro de la capital de España, al sur de la Comunidad de Madrid.

Entre Pinto y Valdemoro

Valdemoro es un municipio y una localidad española situada al sur de la Comunidad de Madrid.

Si nos situamos en Madrid en la autovía A-4 (antiguamente la carretera de Andalucía) dirección Andalucía, nos encontraremos con la salida de Pinto en el kilómetro 20 y la siguiente salida es la de Valdemoro en el kilómetro 26.

Entre Pinto y Valdemoro existe un pequeño arroyo, y en cada margen de este pequeño y estrecho riachuelo se encuentran estas dos localidades. Esta zona del sur de Madrid es una vega con bastante vegetación y abundantes viñas.

Mitos y leyendas:

Uno de los orígenes de esta expresión nos dice que surge durante la época de la Reconquista, en la Edad Media. Pinto era zona conquistada por los cristianos y Valdemoro todavía pertenecía a los musulmanes. Cuando las personas querían asentarse en esta zona, tenían que decidirse para convivir con musulmanes o con cristianos. Pero históricamente fueron conquistadas ambas localidades el mismo año, en 1083, por lo que es difícil defender esta versión.

Existe una graciosa leyenda que nos relata las andaduras de un borracho que salta de una orilla a otra del arroyo mientras va diciendo «ahora estoy en Pinto, ahora estoy en Valdemoro…», hasta que de repente se cae en el arroyo y dice «ahora estoy entre Pinto y Valdemoro». Esta versión está sustentada desde mediados del siglo XIX por varios escritores, entre ellos, el madrileño Mesonero Romanos, que afirmaba que esta popular expresión se utilizaba para designar el estado de alguien que empieza a estar en estado de embriaguez.

Otra leyenda nos cuenta que entre ambas localidades había un asilo de dementes (lo que hoy sería un hospital de salud mental) y estar entre Pinto y Valdemoro era literalmente estar loco.

Desde el siglo XIX existen numerosos poemas y alusiones a esta zona rica en vinos madrileños y conocidas bodegas y tabernas.

Y así lo menciona Manuel del Palacio, en su artículo De Tetuán a Valencia, haciendo noche en Miraflores (1865):

Saldré de aquí entre dos luces

desde una fonda cualquiera,

entre Pinto y Valdemoro

refrescaré lo que venga.