Saltar al contenido

Hay ahí ay

Hay, del verbo haber. ¿Hay jabón para lavarse las manos?
Ahí, que indica un lugar. Si queda algo, debe estar ahí.
Ay, de exclamación. Ay, qué calor.
Si tienes más dudas, te puedes aclarar mejor aquí.

NO ES LO MISMO

Hay un perrito en mi puerta

un pequeño pequinés,

mueve nervioso el rabito

ahí detrás, ¿no lo ves?

¡Ay!, que se pilla la cola

¡Ay!, viene dando traspiés,

ladra y ladra y corretea,

mi pequeño pequinés.

Hay un perrito en mi puerta

ahí detrás, ¿no lo ves?

¡Ay!, viene a jugar conmigo

¡Ay!, que me lame los pies. (Poema de María Alonso Santamaría).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.