Saltar al contenido

Origen y significado de la expresión «ir a freír espárragos»

Vete al cuerno, vete al diablo, vete a freír buñuelos, vete a hacer gárgaras, vete a freír churros, vete al carajo, vete a paseo, vete a freír morcilla… son expresiones similares que se utilizan para echar a una persona del lugar o apartarla del trato con desaire cuando estamos hartos de sus impertinencias o comentarios.

¿De dónde viene la expresión?

El origen de mandar a freír espárragos a alguien viene del siglo XIX y tenía el mismo uso que hoy. Procede de un proverbio del latín que decía «velocius cuam asparagi coquantur», que significa «más rápido de lo que se cocina el espárrago», que es un tiempo brevísimo. Esta frase hoy en día sería algo así como «en un santiamén», o «un un pispás».
Dado que el espárrago se cuece y se retira rápido en el primer hervor, pero ir a recogerlo al campo o freírlo lleva bastante más tiempo, el objetivo de mandar a esparragar o mandar a freír espárragos a alguien era el de tenerle ocupado el mayor tiempo posible para evitar su molesta compañía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.