Saltar al contenido

Ir echando leches

Origen de la expresión

Ir echando leches, cagarse en la leche, ser la leche, la leche que te han dado, repartir leches, tener mala leche, ¡y una leche!, …ni qué leches?, a toda leche, son expresiones cuyo origen procede de los tiempos en los que se hacía reparto y venta de leche a domicilio, otras vienen de la primera leche que toman los lactantes, otras tienen un origen relacionado con golpes…

El reparto de leche se hacía a toda prisa y a primera hora de la mañana, de manera que cuando la gente se levantaba para desayunar, ya tenía su leche en la puerta.
Primero se hacía el reparto con animales, pero con el paso del tiempo se empezaron a utilizar bicicletas, carros y otro tipo de vehículos.
Los recipientes pasaron de ser de barro a ser metálicos, puesto que con el camino empedrado y con las prisas y el traqueteo del animal o del vehículo cuando se rompía alguna tinaja de barro iba dejando un reguero de leche. Y de ahí que se dijese que el animal iba «cagando leches«, o el lechero «echando leches«.

Otras expresiones "lácteas"

Cuando decimos que alguien tiene «mala leche» quiere decir que tiene mal humor y está vinculado a la leche materna, si se le daba una «mala leche» al bebé durante su lactancia, absorbería esos rasgos de personalidad negativos de mal carácter y saldría rebelde, por eso en la Edad Media se recurría a las nodrizas para amamantar a los recién nacidos con «buena leche».

«Ser la leche» tiene un significado positivo, significa ser extraordinario, (mi hijo es la leche), aunque se puede ocasionar un sarcasmo y decir que algo o alguien es la leche cuando queremos expresar que es sorprendentemente malo (este ordenador es la leche, ha dejado de funcionar cuando más falta me hacía). Muchas veces podemos sustituir «la leche» por muy/mucho: ese cocinero hace unos platos que son la leche de buenos. Ese alumno es la leche de listo. Sabe la leche.

Posiblemente la leche sea considerada la primera materia más importante para la vida de un mamífero nada más nacer. Por eso hay muchos dichos en los que se hace referencia.

Otra acepción de la RAE de la palabra leche es la primera educación o enseñanza que se da a alguien. De aquí probablemente venga la expresión dar una leche a modo de dar una lección.

«Blanco y en botella, leche». Aunque hoy en día puede ser horchata o cualquier tipo de bebida vegetal.

«Después de la leche nada eches». Este refrán viene de una creencia popular generado por la coagulación de la leche al añadir zumo pero no está demostrado que sea perjudicial para la salud, lógicamente los ácidos del zumo cortan la leche, pero esto se produce en nuestro estómago donde los ácidos son inmensamente más fuertes que los de un zumo por muy cítrico que sea.

«Cagarse en la leche».
En España tenemos costumbre de cagarnos en todo, nos cagamos en la madre que nos parió, en la mar, en diez, en los muertos de alguien, en Dios, en la Virgen, en la puta de oros, en san pito pato, en la estampa d alguien, en los moros, y también nos cagamos, cómo no, en la leche. Se usa para expresar enfado o fastidio con algo. 
Esta expresión viene de «me cago en la leche que te han dado» que está relacionada con la lactancia, cuando alguien resultaba desagradable, con mal genio… se utilizaba esta expresión y evolucionó acortándose.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.