Saltar al contenido

Vete a hacer puñetas

Significado de la expresión

Es uno de los sitios donde se puede mandar a alguien cuando colma el límite de tu paciencia, también utilizamos esta frase cuando queremos decir que algo está roto o estropeado, o que un asunto ha fracasado, «esto se ha ido a hacer puñetas«, pero ¿cuál es su origen?

 

Origen de la expresión

Una puñeta es un encaje o vuelillo de algunos puños que hay en las mangas de ciertas prendas de vestir como las que tienen las togas del mundo jurídico y antiguamente se veían en el mundo religioso. Están elaboradas con encaje a mano por lo que hacerlas lleva bastante tiempo, además antaño se solían confeccionar en conventos alejados por lo que enviar a alguien a hacer puñetas suponía librarse de esta un buen rato.

Puñetas de la toga de un juez o de un magistrado.

No confundir con la expresión «¡puñetas!», que expresa asombro o enfado, ni con la expresión «hacer la puñeta», que significa fastidiar, molestar, hacerle la pascua a alguien.