Saltar al contenido

Irse de rositas

Significado de Irse de rositas

irse de rositas

Salirse de rositas o irse de rositas significa salir o evadirse de un asunto en el que deberían haberse afrontado responsabilidades. También la utilizamos para decir que alguien se ha ido sin pagar lo que debe o sin recibir el castigo merecido, y también la decimos cuando alguien sale de una situación comprometida sin esfuerzo alguno.

Ejemplos:

Quienes generan las guerras siempre se van de rositas.

Ella empezó la discusión que acabó con una batalla campal por las calles, y se fue de rositas.

Con todo lo que han robado y pretenden irse de rositas.

Encima de que todos le hemos visto quemar tres contenedores, se ha ido de rositas.

Hemos acabado la prueba lesionados, con barro hasta las orejas, heridas… y ella apenas se ha manchado las zapatillas, ha salido de rositas. 

Origen de la expresión

No se puede datar de una fecha concreta, pero podemos explicar de dónde viene el origen de estas expresiones.

Las rosas nos sugieren algo agradable («después de todo lo mal que lo has pasado, ahora esto es un camino de rosas»), pero el utilizar el diminutivo rositas tiene un matiz irónico que hace alusión al hecho de que alguien se ha evadido de las responsabilidades con las que debía haber cargado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.