Saltar al contenido

Pasar las de Caín

Significado de la expresión

Pasar las de Caín, o más conocido en el argot callejero como «pasarlas putas», es lo que se dice cuando se sufren trabajos o contratiempos muy duros (pasarlo mal).

Pasar, en el significado de atravesar un momento o una racha.

EJEMPLOS:

Rebeca ha tenido un accidente de coche y tiene lesiones por toda la espalda, en el cuello y además una contusión craneal, todavía no pueden hacerle pruebas hasta que no le baje la inflamación, y para llevar a cabo el día a día está pasando las de Caín .

Se me ha clavado una uña en un dedo del pie hace un mes, y estoy pasando las de Caín.

El origen de pasar las de Caín

En el cuadro podemos ver a Caín matando a su hermano Abel, inconsciente del sufrimiento que vendría después a consecuencia de estos actos.

Según nos cuenta la Biblia , Abel y Caín eran dos de los hijos de Adán, el primer hombre. Caín se dedicaba a la agricultura, trabajaba plantando y recolectando cereales, frutos, vegetales… y Abel se dedicaba a la ganadería, era pastor y tenía un rebaño de ovejas.

Ambos presentaron sus sacrificios a Dios en un altar, y Dios prefirió la ofrenda de Abel.
Caín estaba celoso de Abel por este y muchos motivos (por ejemplo, las ovejas le pisaban y destrozaban los sembrados) y llevaban la típica relación de hermanos en la que uno siempre es el bueno y se le perdonan sus errores y el otro el que siempre es reprendido.
Caín quería ser el mejor, el único, tenía una envidia desmedida de su hermano Abel y quería ser visto a los ojos de Dios igual que su hermano.

CONSECUENCIAS:

Pues Caín acabó entrando en cólera y matando a Abel sin piedad.
Entonces, Dios preguntó a Caín por el paradero de su hermano y éste le contestó: «¿Acaso soy el custodio de mi hermano?», y Dios, que sabía perfectamente lo que había hecho, le acabó castigando y condenándole a vagar por la tierra eternamente con trabajos forzosos y múltiples flagelos, colocándole una marca particular.

En conclusión, cuando decimos que alguien ha pasado las de Caín , nos referimos a pasarlo muy mal (como sufrió Caín por el castigo divino).

Yo personalmente no creo que los Caínes sean tan malos ni los Abeles tan buenos, esas situaciones se repiten constantemente y dan lugar a peleas, disputas, riñas, guerras … deberíamos centrarnos más en estar felices con quienes somos, con lo que hacemos y fijarnos menos en lo que hace el vecino. 

¿Seguirá Caín vagando entre nosotros? ¿Seremos hijos de Caín? 

2 comentarios en «Pasar las de Caín»

  1. Muy interesante.
    Este cuento refleja el origen del viejo testamento entre nómadas pastorales. No es un accidente que Dios elige a los nómadas pastorales y su rebaño. Ellos lo inventaron. Esa tensión entre los agricultores, que tenían tierras fértiles y los nómadas que crían ovejas o cabras porque están relegados a tierras más áridas es histórica.

  2. Pingback: Vendrá Paco con las rebajas - Horchata y palomitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *