Estar a dos velas

Significado de la expresión

Podemos decir generalmente que alguien anda a dos velas o está a dos velas cuando no tiene dinero, es similar a la expresión «estar sin blanca». En inglés este término se dice I´m broke.
Aunque actualmente usamos más esta expresión coloquialmente para referirnos a alguien que lleva tiempo sin tener relaciones amorosas o sexuales.

Pero también cuando decimos que nos hemos quedado a dos velas significa que no hemos entendido nada de lo que se ha explicado, o que se ha repartido algo entre varias personas y nos ha tocado poco o nada. 

No confundir con las expresiones quedarse en vela o estar en vela, que significa estar o quedarse sin dormir cuando deberíamos estar durmiendo.

Ejemplos

«No puedo salir hasta que no cobre la nómina, hasta entonces estoy a dos velas.»

«Lo dejó con su novio hace 7 años y desde entonces está a dos velas».

«No había suficiente comida para todas las personas que estábamos, y más de una nos hemos quedado a dos velas.»

«He ido a clase para enterarme mejor de esta asignatura pero es tan compleja que me he quedado a dos velas.»

«Se he pasado toda la noche en vela estudiando para ese examen.»

Origen de la expresión

Según el diccionario de la RAE, uno de los significados de vela viene del verbo velar, del latín vigilare. 

Otro de los significados es el de una pieza cilíndrica de cera que se utiliza para alumbrar.

Además, hay otra acepción que también viene del latín velum, que es lo que conocemos como piezas de lona que se encuentran en algunos barcos (barcos de vela).

Realmente no existe un origen claro y conciso que de explicación a esta expresión, sino que hay varias hipótesis sobre su verdadera procedencia.

Una de los posibles orígenes de la expresión podría venir del mundo eclesiástico. Antiguamente después de una liturgia se apagaban todas las velas de la iglesia salvo las dos del altar mayor, lo que daba un aspecto lúgubre y pobre.

Hay quien sostiene que la expresión viene del mundo náutico, donde la gente con menos recursos tenía una embarcación más modesta que solo portaba dos velas. 

Otra posibilidad es que venga del mundo funerario, donde dependiendo del poder adquisitivo de la familia, en la capilla ardiente rodeaban el cadáver con mayor o menor número de velas, de tal manera que si el féretro solo tenía una vela a cada lado era un claro síntoma de pobreza.

En conclusión, ya desde la Edad Media el hecho de tener muchas velas significaba que se tenía mucha riqueza, y hoy en día, con el precio que tiene la luz, más de un@ se va a quedar a dos velas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *