Saltar al contenido

Estar hecho un cristo

Significado de llegar hecho un cristo

Estar hecho un cristo

Estar hecho un cristo, ir, llegar, dejar, andar, poner, o acabar hecho un cristo, son expresiones que decimos habitualmente para referirnos de manera coloquial a alguien que está magullado, con moratones, herido, o desaliñado, con la ropa rota, sucia o arrugada, etc.

Ejemplos

Madre mía, mira cómo le han puesto la cara, le han dejado hecho un cristo.

Se ha caído el niño con la bici y ha llegado hecho un cristo.

Le fue a cortar las uñas al gato y acabó hecho un cristo.

Origen de la expresión

llegar hecho un cristo

La expresión tiene su origen en el aspecto que debía tenía Jesucristo después de cargar durante horas con la cruz con harapos, haber sido coronado con espinas, escupido, flagelado y finalmente crucificado medio desnudo.

En conclusión, es una comparación en su origen un tanto desagradable y vulgar pero que nuestro lenguaje una vez más se ha cruzado con la religión católica y ha sacado otra expresión coloquial que significa estar hecho un desastre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.