Saltar al contenido

Meter el dedo en la llaga

Significado de meter el dedo en la llaga

Meter el dedo en la llaga

Poner o meter el dedo en la llaga se dice cuando alguien indaga en un daño causado, provocando así, o pudiendo llegar a provocar molestia en una o más personas. 

Por ejemplo, si alguien acaba de perder a un ser querido o ha tenido alguna ruptura sentimental dolorosa, y quiere tratar de evitar este tema, si otra persona le habla sobre ello puede decirse que le está metiendo el dedo en la llag

Origen de la expresión

Metiendo el dedo en la llaga

Según el diccionario de la RAE, una llaga, del latín plaga «golpe», «herida», es una úlcera de las personas o animales. Otra acepción es el daño o infortunio que causa pena, dolor y pesadumbre. El primer significado es físico y el segundo se refiere a un daño emocional.

En la imagen podemos ver «la incredulidad de Santo Tomás», de Caravaggio, cuyo personaje en el evangelio según San Juan, le mete los dedos en las llagas del costado a Jesús y también toca las provocadas por los clavos en sus manos, porque si no, no es capaz de creer que Jesús haya resucitado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.