Saltar al contenido

Tener más paciencia que el Santo Job

Significado de la expresión

tener más paciencia que...

Cuando decimos que alguien tiene más paciencia que el Santo Job nos referimos a una persona que tiene una capacidad para tolerar inclemencias fuera de lo normal, que puede soportar carros y carretas sin alterarse ni perder los nervios.

Origen de la expresión

Job es un personaje bíblico del Antiguo Testamento, y según este, fue uno de los patriarcas de Israel y el más utilizado como modelo de paciencia antes de Jesucristo.

Se trata de un hombre que se aparta en todo momento del mal, un buen hombre, un ganadero, padre de 7 hijos y 3 hijas, pero no un ganadero cualquiera, sino el más rico de toda la región, pues tenía miles de animales entre ovejas, camellos, bueyes, etc., y para él trabajaban muchos obreros.

Al percatarse Satanás de que Job sacrificaba animales suyos para espiar los pecados de sus hijos, quiso poner en duda la fidelidad a Dios, y retó a este a demostrar la bondad del ganadero despojándolo de todos sus bienes, Dios le dio permiso y todos sus animales murieron o se los robaron.

No contento con esto, Satanás retó a Dios a privarle de buena salud, a ver si de esta manera le seguiría siendo fiel, y con el permiso de Dios, le provocó una llaga (sarna) que iba por toda la piel de su cuerpo desde la cabeza hasta los pies, lo que le produjo unos picores por todo el cuerpo que calmaba rascándose con una teja produciéndole numerosas heridas e infecciones.

más paciencia que el santo job

En resumen, Job fue sometido a múltiples desgracias más, tales como ser repudiado por su mujer, la muerte de todos sus hijos, vivir rodeado de basura en la máxima pobreza, atacado por los que habían sido sus criados, y despreciado y burlado por todo el pueblo.

Finalmente, tras demostrar la fidelidad a Dios, este le acaba restituyendo su felicidad, le da más del doble de los bienes que antes poseía, y tiene de nuevo 7 hijos y 3 hijas.

En conclusión, para tener más paciencia que el Santo Job, ya hay que tener paciencia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.